Las riguas son bastante accesibles al bolsillo popular, del gusto de grandes y chicos en cualquier época del año, y se pueden encontrar en lugares de comida típica, en ventas de atol de elote, o en algunos parques. El atol  de elote es el acompañante ideal de las riguas, las cuales también se suelen comer  con queso, requesón, crema o cuajada fresca.

Si aún no ha degustado una rigua, delicia del elote, le invitamos para que se anime, y así disfrute de uno de los mas gustados platillos típicos de la cocina salvadoreña. Hací como también lo es, el atol de elote.

Las tortitas de elote: de la misma masa que se utiliza para las riguas, le agregas huevo, azúcar y las pones a freir en aceite hasta que doren y te quedaran hasí: